LapizNegro-840px

I am, I can tiene este nombre para no olvidar nunca el motivo de su creación: Realizar gráficas e ilustraciones que impacten y se retengan en la memoria sin hacer caso a los que dicen que no se puede. Da igual si es en un cartel, en una web, en un cómic o en cualquier otro medio. Lo importante es la exploración gráfica sin límite vertebrándola a partir de las necesidades de los clientes. Esta huida del aburrimiento y la monotonía, esta intención de sobresalir de la media, es el motor y la esencia de este estudio. Si cada trabajo resulta emocionante y motivador, si cada nuevo proyecto lo pone difícil y obliga a salir de la zona de confort para lograr ir más allá, si se disfruta el camino y se da lo mejor de uno mismo, en ese caso seguro que los objetivos del cliente no sólo serán alcanzados, sino que se verán sobrepasados con creces.

Fundado en el año 2000, tras una larga andadura en la que el estudio se ha nutrido del paso de gran cantidad de colaboradores, tanto a nivel interno como externo, en la actualidad el timón de este barco pirata recae en las manos de Ángel A. Svoboda. Director de Arte, ilustrador y diseñador gráfico formado en la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Alicante, lleva pegado al lápiz desde que tiene uso de razón y en el mar profesional del diseño gráfico desde 1.996. Su trabajo en I am, I can lo alterna con la creacón de cómics, como Secretos Arcanos (publicado en España por Dibbuks y en USA por Amigo Comics) o Malacara Jack, un webcómic en formato de tira cómica que narra las desventuras de un bandido del oeste más tonto que su caballo.

Si quieres encargar un trabajo de cualquiera de las áreas abarcadas haz clic aquí.

NUESTROS SERVICIOS

icono-disenyografico

DISEÑO GRÁFICO

Punteos vertiginosos con nuestra guitarra gráfica que harían palidecer al propio Jimi Hendrix.

ILUSTRACIÓN

Empuñamos nuestra Anduril de grafito para dibujar tajos certeros cual Aragorn en los campos de Pelennor.

MOTION GRAPHICS

Animaciones trepidantes capaces de competir con la fuerza veloz del mismísimo Flash.